Bisagras de cazoleta

Bisagras de cazoletaLas bisagras de cazoleta son de las más utilizadas en todo tipo de muebles y sobre todo en muebles de cocina. Son invisibles desde fuera del mueble, cierran solas a partir de un cierto ángulo, son desmontables y regulables. Estas bisagras garantizan durabilidad a un precio muy asequible.

Hay diferentes tipos de bisagras de cazoleta dependiendo de cómo queramos instalar la puerta del mueble. Te damos algunas indicaciones para que puedas decidir la que necesitas.


Tipos de bisagras

  1. Bisagras rectas. La puerta oculta por completo el canto lateral del mueble cuando se cierra.
  2. Bisagras acodadas. Este tipo de bisagras se utilizan cuando queremos que se vea la mitad del canto lateral una vez que la puerta está cerrada.
  3. Bisagras súper acodadas. Una vez que cerramos la puerta queda dentro del mueble, el canto lateral queda completamente a la vista.

Las bisagras de cazoleta tienen varios grados de apertura, las más comunes son las de 90 grados pero hay de muchos más grados, dependiendo de para qué se necesite nos encontramos con bisagras de 95, 105, 110, 135 y 180 grados.

Dependiendo del peso y tamaño de la puerta podemos elegir un diámetro u otro, para puertas más livianas como pueden ser las de los muebles del baño se suele utilizar un diámetro de 26 mm, para otro tipo de mobiliario y sobre todo para el conjunto de la cocina se utiliza un diámetro de 35 mm que es el que más se utiliza en todos los hogares.

Para la instalación de este tipo de bisagras se utiliza una fresa especial indicada para trabajar este tipo de elementos. también nos encontramos con dos tipos diferentes de fijaciones:

  1. Fijación por clip. La bisagra se desliza sobre la base hasta que haga un click que nos indica que ha quedado fijada.
  2. Fijación slide. La bisagra se coloca sobre la base y se utiliza un tornillo para asegurar su fijación, es la forma más común.

Con el uso continuado de apertura y cierre de las puertas las bisagras se pueden desajustar y por lo tanto quedar dañados los materiales, para solucionar esto hay también bisagras de cazoleta con freno que consiguen decelerar el cierre garantizando el mantenimiento y perdurabilidad de los materiales.

Las bisagras tienen unos tornillos regulables para adaptarlas verticalmente, horizontalmente y frontalmente, también podemos regular el tipo de presión que ejercen para que la puerta se cierre con la velocidad que decidamos.

Referencia:

BLUM-BASE-BISAGRA-CAZOLETA

Desde:
0,19
1,15

Referencia:

BLUM-BISAGRA-CAZOLETA-RECTA-35

Desde:
0,96

Referencia:

BYP-BASE-BISAGRA-CAZOLETA

Desde:
0,07

Referencia:

BYP-BISAGRA-CAZOLETA-ACODADA-35

Desde:
0,45

Referencia:

BYP-BISAGRA-CAZOLETA-45-GRADOS-35

Desde:
0,71

Referencia:

BYP-BISAGRA-CAZOLETA-RECTA-35

Desde:
0,42

Referencia:

BYP-BISAGRA-CAZOLETA-RINCON-BAJO-35

Desde:
0,74

Referencia:

BYP-BISAGRA-CAZOLETA-SUPER-ACODADA-35

Desde:
0,48